Casa

¿El mejor dispensador de pared? Explicaciones y opiniones

Jardinería es sinónimo de entretenimiento y ocio. Es mejor equiparse con las mejores herramientas para que el tiempo dedicado a cavar, plantar y regar siga siendo un verdadero momento de relajación y escape. Entre los artículos que facilitan las cosas en el jardín, el dispensador de pared es uno de los favoritos. Según el principio del carrete de manguera ordinario, le permite almacenar su manguera de jardín al enrollarla alrededor de una bobina. Como su nombre lo indica, se coloca en la pared para un uso práctico. Puede encontrar dispensadores de pared giratorios, dispensadores de pared automáticos, extraíbles, etc. También aquí hay algunos consejos para encontrar el dispensador de pared que más le convenga.

Los criterios a tener en cuenta al elegir su carrete de manguera

Antes de embarcarse en la compra de un desbobinador, se deben tener en cuenta dos elementos:

El espacio disponible para arreglarlo

El dispensador de pared se usa para regar un jardín, patio o balcón. Dependiendo de dónde regar, necesitará más o menos espacio para el carrete de la manguera. Para un jardín, el tamaño y el peso de su carrete no importan, porque hay suficiente espacio disponible. Para un balcón, el tamaño y la funcionalidad son importantes. Por lo tanto, prefiera un instrumento pequeño (con una manguera de unos 10 metros), con una pequeña bobina que se pliega contra la pared. De hecho, algunos carretes de pared se pueden girar 180 °. Entonces, al final del uso, es posible presionarlos contra la pared para ahorrar espacio.

La superficie a regar

Cuando la superficie del agua es grande, elija un carrete de manguera que promueva su movilidad. Presta atención a la longitud de las tuberías de este último. Para áreas muy grandes, es preferible elegir un carrete de manguera equipado con una manguera de 20 metros de largo y más.

Los dispensadores de pared se suministran con un kit para fijarlos a una fachada, es decir, tornillos y tacos. Sin embargo, algunos sugieren fijar solo el soporte que permite colocar o retirar el dispensador de la pared. El carrete es portátil y obtienes movilidad para ir al agua en los rincones más distantes de tu jardín. También preste atención a la calidad de la manguera, preferiblemente debe resistir el congelamiento. Un pequeño orificio causado por la escarcha en una manguera de 10 metros y la manguera queda inutilizable.

Las ventajas del dispensador de pared.

Al convertirse en el propietario de un carrete de manguera, solo verá los beneficios de dicho producto.

No más tareas sinuosas

Desenrollar la manguera de jardín no es una tarea muy complicada. Sin embargo, no hay nada más tedioso que tener que enrollar una manguera de 20 metros. Gracias al dispensador de pared, solo tiene que tirar de la manguera para que la manguera se enrolle suavemente alrededor del carrete. Para los más técnicos, se proporciona una batería para que el carrete rebobine automáticamente la manguera con solo presionar un botón. Ya no tendrá que girar la manivela durante largos minutos.

Una solución ecológica

Poco más que los dispensadores de pared más modernos: el accesorio antigoteo. Una manguera de jardín que gotea en una planta, césped o pared puede dañarlo. Con un carrete de pared equipado con un dispositivo antigoteo, se evitan estos inconvenientes. Además, también evita el desperdicio de agua, lo que lo convierte en una solución muy ecológica, además de evitar la formación de charcos sobre los que podemos deslizarnos.

Ya sea que tenga un gran jardín o un pequeño balcón con flores, el dispensador de pared es su compañero de jardinería ideal, práctico y ecológico.